27.7.16

Aquarina


Diluir la fantasía
para condensar la verdad,

la realidad
de un naufragio
sin saberme exactamente
si río
o mar,


hidrólisis que se prende
de mi éter,
de mi sol volátil de acuario.

Me conozco
y no,
siento todo
y no veo nada.

Sumergirse en lo turbio
de la vida,

sujetarse del ancla
de un buque de sueños,

dejarse llevar
desde la profundidad 
existencial,
a riendas del navío
de sutiles deseos.

Ser el agua del naufragio,
ser el tripulante
y la balsa
y la vela.

Natalia Peralta Páez

No hay comentarios.: